Desde mi ventana

Las aves en Guaso

Milano

Milano real, esparbero, milvus milvus, red kite.
 

 

 

     
Aunque su número desciende en la península Ibérica, es la rapaz que más veo encima de nuestros tejados. Todos los días nos visita varias veces. En Aragón sólo hay al norte del Ebro, sobre todo en el Pirineo y Prepirineo (se estima que entre 500 y 900 parejas).
Es sedentaria y nidifica bien cerca. Además vienen bastantes de Europa a pasar el invierno para volver con el buen tiempo. Les gusta juntarse en árboles en la ribera del río Ara, dormideros, a pasar la noche.
     

 

     
  Come un poco de todo: pequeños mamíferos, carroña, aves jóvenes, anfibios y reptiles. A la mayoría los sorprende en el suelo y se los lleva a comer a otro lado. Frecuenta vertederos y acompaña si es menester a buitres, alimoches y córvidos en la limpieza de alguna carroña. También vigila las carreteras: los coches siempre hacen estragos en la fauna. Da vuelta por las granjas: un gazapo, un pollo pequeño, restos de algún cordero,…  
     
 

 
     
  Construye el nido en un árbol con palos y tierra. O mejor aún, reconstruye el de algún córvido.  
     
 

 
     
  Le he visto montones de veces discutiendo en el aire con urracas y cuervos. Una urraca tenía el nido en la copa de una olivera cercana. Cada vez que el milano se acercaba volando, la urraca salía disparada del nido y se tiraba a por él. También le he visto dándose empentones con los cuervos (en realidad, los cuervos le perseguían a él) en el camino que baja a Boltaña.  
     
 

 
     
  Es un maestro en el aire, nuestro buen esparbero. ¿Dónde estará ahora? Voy a asomarme a la ventana.  
     
 

 

¿Quieres saber más?... sigue al gato!

La web de La risa-VidaSana

SI NO VES TODOS LOS MARCOS DE ESTA WEB VUELVE A ENTRAR